Mr.Rain's Blog

27 julio 2009

¿Independencia? ¡Bah!

Filed under: Columna — Mr.Rain @ 2:21 am
Tags:

Muchos colombianos celebran el 20 de julio. Yo entiendo: es el día en el que se da el Grito de Independencia de un país dominado por varios siglos por unos europeos que nos robaron nuestra cultura, nuestros tesoros y nuestras tierras. En ese sentido, estoy de acuerdo con celebrar ese día.

Sin embargo, hay algo que me hace no estar de acuerdo con dicha celebración y es esta pregunta: ¿de verdad somos libres? Luego de los sucesos comprendidos entre el 20 de julio de 1810 y el 7 de agosto de1819, nos damos a conocer como república independiente. No obstante, el periodo inmediato a estos hechos es conocido como “Patria Boba” y está marcado poruna guerra civil y una inestabilidad política muy marcada que dejarán a la Gran Colombia en serios problemas y con una inmensa deuda externa. En otras palabras: nuestros primeros años de independencia iniciaron con caos. Y, aparente y tristemente, aún no se ha detenido.

Ahora bien, hacia 1823 aparecería la primera fase de lo que marcaría nuestro (me arriesgo a muchas críticas) estado de seudo dominación estadounidense: la Doctrina Monroe. Decía, esta doctrina, que los Estados Unidos no tolerarían ninguna intromisión de las potencias europeas en América. Su frase de cabecera era: “América para los americanos”. Y todos sabemos bien quienes se hacen llamar “americanos”. Es más, esa frase fue después modificada: “América para los americanos, del norte”.

Luego, unos ochenta años después, aparecería el Corolario Roosevelt, como una extensión de la Doctrina Monroe. Decía, este corolario, que los Estados Unidos tenían el DEBER de intervenir en los asuntos internos de un país latinoamericano que estuviese bajo su influencia y que estuviera afectando los intereses del gobierno, las empresas o los ciudadanos norteamericanos. En otras palabras, el Corolario Roosevelt daría carta blanca a los Estados Unidos para intervenir en Colombia y en todos los demás países recientemente independizados.

Un poco más tarde, aparecería la política del Gran Garrote, o Big Stick. Esta, ya no sólo autorizaba a EE.UU a intervenir en los asuntos internos de un país que fuera en contra de sus intereses; no: ahora se les permitía usar la fuerza, llegado el caso. “La injusticia crónica o la importancia que resultan de un relajamiento general de las reglas de una sociedad civilizada, […], puede obligar a los Estados Unidos, aunque en contra de sus deseos, en casos flagrantes de injusticia o de impotencia, a ejercer un poder de policía internacional”, dijo el Presidente Roosevelt. Y, quizás, el mayor ejemplo de dicha política, para el caso colombiano, es el soporte que EE.UU dio a Panamá, a principios del siglo XX, cuando quiso independizarse para ellos luego poder construir el canal.

Y todo esto hace que me pregunte: ¿qué celebramos? ¿Nuestra independencia? Sí, claro, es eso. Pero, ¿qué sentido tiene celebrar una liberación si vamos a pasar, casi inmediatamente, a un nuevo estado de dominación? Y, no, no estoy diciendo que no debamos tener relaciones con Estados Unidos. Yo sé que son importantes. Simplemente pienso que deberían tenerse en igualdad de condiciones.

Anuncios

8 comentarios »

  1. ” Y todos sabemos bien quienes se hacen llamar “americanos”. ”

    Estoy totalmente en desacuerdo con esta frase. Yo también pensaba así por predispuesto hasta que lo entendí de otra forma. ¿Recuerda cuando la república de colombia se llamaba “Estados Unidos de Colombia”?

    Ellos no se hacen llamar americanos por creerse los únicos del continente. Su pais ‘se llama’ américa, igual que el continente.

    Condenaría a los de la capital de Arauca: Arauca por autodenominarse araucanos?

    Comentario por MVRH — 27 julio 2009 @ 12:52 pm | Responder

  2. Me sentí en clase de Sociales con Dirley leyendo este artículo. Aunque un poco narrativo en vez de argumentativo, muestra bien las intenciones. A mí también me indignaba el hecho de que “an american” fuera simplemente un estadounidense, pero más indignada estaría si fuera canadiense, a quienes generalizan con los gringos en su rango de “norteamericanos”.

    Viva la independecia de los colonos españoles y viva la ojalá próxima independencia de los imperialistas “americanos” (estadounidenses).

    Comentario por Mariana Toro Náder — 27 julio 2009 @ 11:08 pm | Responder

  3. Espere. Ud tiene serios problemas con el orden cronológico del proceso independentista. Primero, no es por “los sucesos comprendidos entre el 20 de julio de 1810 y el 7 de agosto del mismo año” que nos damos a conocer como República “independiente”. Eso es una gran mentira. El 20 de Julio de 1810 es la fecha en que ocurre suceso del florero de Llorente y todo lo que de esto se derivó, pero es el 7 de Agosto de 1819 -la fecha de la Batalla del Puente de Boyacá- cuando la Gran Colombia se consolida como república “independiente”. Segundo, la Patria Boba no es un período “marcado por numerosas guerras civiles”; técnicamente es, en pocas palabras, una guerra civil prolongada entre Centralistas y Federalistas, lo que genera la ya mencionada inestabilidad política o un vacío de poder que, posteriormente, facilitaría el proceso de reconquista liderada por el “pacificador” Pablo Morillo. Por último -esto ya no tiene nada que ver con el orden cronológico-, personalmente, no creo que se pueda denominar el período comprendido entre 1819 y 1823 como de real independencia, pues es bien sabido que la gesta independentista dejó una grandísima deuda externa (especialmente con los ingleses) que nos hizo económicamente dependientes de la voluntad de nuestros prestamistas. Bueno, este tema da para una larga y polémica discusión, pero prefiero dejar así mi comentario pues sólo quería hacer esas aclaraciones puntuales. Creo que pudo desarrollar más el artículo, pero, en términos generales, me gustó.

    Comentario por X — 28 julio 2009 @ 7:38 pm | Responder

    • Ay parce!
      Y yo había visto el error en la relectura. Lo peor es que estuve mirando todos los documentos de sociales que tenía.
      Hahahaha, ya voy a corregir, Doc.
      Muchísimas gracias.

      Comentario por Mr.Rain — 28 julio 2009 @ 11:49 pm | Responder

  4. El que comentó sobre “americanos” debería ppararse en la Doctrina Monroe y en la Doctrina Truman y en todas las doctrinas estadounidenses, porque doctrina es lo que han hecho. Tan grave pareciera ser que nosotros para ellos no somos “América” sino “Las Américas”, nombre que se encuentra plasmado en las avenidas de nuestras ciudades que recuerdan la IX conferencia Panamericana que se desarrollaba en Colombia en 1948.

    Ámérica, señor Desconocido, comienza en Washington y California, y termina en Maine y la Florida (si los EEUU fueran un Rectángulo Perfecto)

    Nosotros nos denominamos Estados unidos de Colombia entre 1863 y 1886, cuando el proceso del ascendiente conservatismo y la Regeneración castró de manera tajante nuestro federalismo decimonónico. Se llamaba Estados unidos porque eramos en realidad una agregado de Estados federados. No sé eso qué relación guarda con América. A duras, guarda relacion con los EEUU, pues ellos se organizan de igual manera.

    Nosotros no somos americanos para los americanos….somos “cholos”, “hispanos”: somos lo menos parecido a un ser humano en el sentido estricto. Un ser humano es negro, un ser humano es indígena, un ser humano es europeo o asiático, porque así lo ha dicho la Suprema Corte Federal de Justicia de ese país, que tan admirable jurisprudencia ha tenido a lo largo de tantos años de Historia. Nosotros somos los que lavamos, los que cortamos el césped, los que cuidamos niños: no somo ni siquiera habitantes de la calle: somos electrodomésticos a sueldo en potencia.

    Hay que ampliar el panorama y ver que cuando un estadounidense habla de américa no habla de la tierra del fuego a groenlandia (que en sentido lato es américa). América es la muerte semántica, la carencia y el olvido, al que estamos sometidos nosotros, los de Latinoamérica.

    Comentario por Javier Echeverri — 29 julio 2009 @ 5:24 pm | Responder

  5. Bueno, encuentro este artículo apresurado.

    Sólo quiero que recuerde que la gran deuda externa se consolida en 1830, cuando nos usurpamos el nombre de “república de Colombia” frente a Venezuela y ecuador ( de ahí los primeros odios), ya independientes. La antigua Gran Colombia financió toda la campaña del sur, y en la división de la deuda, nos tocó el mejor tajo.

    En 1823 no comenzó o se acabó un rpoceos económico o político. Es metodológicamente imposible señalar estos proceso más que en ciclos históricos más amplios (mitades de siglos, siglos, o décadas, ya para el siglo XX cuando todo comenzaba a pasar tan rápido)

    Finalmente, se le olvidó hablar del sistema internacional. Eso es sumamente relevante a la hora d ehablar de independencia.

    Comentario por Javier Echeverri — 29 julio 2009 @ 5:32 pm | Responder

    • Como siempre, Javier, sus comentarios son maravillosamente divertidos y aportantes.
      Muchas gracias.

      Comentario por Mr.Rain — 29 julio 2009 @ 7:35 pm | Responder

      • Como siempre…un placer

        Comentario por Javier Echeverri — 30 julio 2009 @ 1:30 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: